Playita en Tarragona


No engaño a nadie si digo que no soy demasiado fan de la playa. Siempre me he definido más como un ente de piscina, que un ente de playa. Pero no todo es blanco o negro. Normalmente cuando he ido a la playa la cosa se ha reducido a unos baños y pasar horas y horas haciendo… “nada”. Y eso me aburre bastante. Así que para mantener contento a este ente, nada mejor que mucha actividad, combinada con algo de relax. Ah, y no olvidarse, mejor si hay pocas personas y no mucho calor.


Y justo eso es lo que tuve en la última visita a Hospitalet. Es una playita que en general no suele tener mucha gente (supongo que por el viento), y aunque la arena abrasa muy pronto, se puede disfrutar sin tener que pelear por tu trocito de mar o de arena. Y si a eso le sumas la compañía de unos cuantos amigos en una casa rural… ¡pues sale un plan redondo! Bueno, nada es redondo del todo, pero al final acaba encajando, y creo que en esta ocasión todo encajó bastante bien.


Es curioso ver cómo otras familias, o personas, organizan sus escapadas a la playa. Cada cual prioriza unas cosas y deja de lado otras. Mientras que unos no pueden salir sin la nevera con refrescos y cervezas, otros necesitan sólo una silla, un libro y una sombrilla. Yo, desde luego, necesito una sombrilla (y música!). Todo lo demás, puede esperar.


Al final chiringuitos, molkis, palas, música, siestas, cervezas, patinetes, amigos, música, fotos, risas, cenas, juegos, no-desayunos, coches, historias, piques. Todo lo bueno que se puede esperar espolvoreado con fricciones (que aquí nada, o casi nada, es de color de rosa).


Hablando de fricciones. Últimamente me toca lidiar con gente. O veo a gente lidiando con gente. Es curioso como, cuando es un caso ajeno, mi cabeza ve el problema de forma bastante aséptica y suele encontrar una solución intermedia (que obviamente para mí, es) mejor. Pero también es curioso cómo, sin pensarlo, me la guardo y actúo como un mero espectador de la escena.


Poco a poco, un objetivo fijado va tomando forma. #pocoapoco