En el 2012 veremos más películas en streaming que en discos

En el 2012 veremos más películas en streaming que en discos

be-streamed-than-watched-on-disc-in-2012/) publicado por Bloomberg el año 2012 va a ser el año del streaming. ¿Y eso por qué? Pues porque por fin el número de películas vistas en 2012 por streaming va a superar al número de películas vistas en CD, DVD o Blu-Ray. Asumiendo el dato como una verdad de fe, y dejando de lado consideraciones como si cuentan las series o las visualizaciones de Youtube, hay unas cuantas consideraciones sobre las que podemos arrojar un poco de luz.

Y es que una cosa está clara: somos grandes consumidores de material audiovisual. Cada semana hay estrenos de películas en los cines y en los videoclubs (sí, todavía existen). Pero todas las samanas, por ejemplo, también tenemos la película de la semana de la iTunes Store. No nos faltan opciones, pero ¿hacia dónde nos dirigimos?

La tendencia

CD roto

Cada mes que nos hacemos un poquito más viejos, el gesto de introducir un dispositivo óptico en una grabadora o en un reproductor parece más y más anticuado. Las grandes colecciones de series y películas descargadas, grabadas y guardabas en inmensos archivadores de CD/DVD empiezan a ser dignas de un museo de historia. ¿Seguirán funcionando? ¿Se habrá pegado el plástico y se habrá rayado el disco?

Pero no sólo han cambiado los medios. Ponerse el abrigo encima del pijama y bajar al videoclub para alquilar una película también empieza a ser una tradición que en pocos años se extiguirá. No sólo los medios físicos parecen obsoletos, sino que la tendencia de consumo ha cambiado. Cada día más, queremos ver una televisión a la carta. Queremos tener el mando y el control de lo que aparece dentro de esa pequeña (o no tanto) pantalla que adorna nuestros salones.

La solución que el mercado y la tecnología ha encontrado a esos aspectos ha sido el streaming. Conecte su televisión al ordenador, o directamente a internet, y póngase la película que quiera, que nosotros sólo queremos cobrarle unos eurillos. Pero no sólo pasa con las películas, las cadenas de televisión empiezan a tener cada vez más audiencia en sus programas emitidos en diferido por streaming. Y es que estar sujetos a un horario fijo, cada vez está más pasado de moda.

La realidad

Música en una biblioteca

Los CDs llevan desapareciendo desde principios de los años 2000. Eso son más de diez años en los parecía una muerte anunciada, pero ahí se mantienen. Ya sea en la contraportada de un libro, con una revista, regalado con un periódico o en el mercado musical; los dichosos CDs no acaban de desaparecer. La tendencia está clara: cada vez se venden menos discos físicos, cada vez se usan más los DVDs para las películas (o los Blu-Ray), pero diez años después, siguen ahí, como un mal zombie.

Otra realidad muy diferente es la calidad de contenidos que se consumen. No es el momento ni el lugar para juzgar sobre la calidad de las películas o programas de televisión que la mayoría de personas visualizan en sus casa; pero si la calidad de imagen y sonido con la que lo hacen. Y es que está claro que a día de hoy muchas personas prefieren la cantidad a la calidad, y de esa forma, está claro que la batalla la ganará el streaming.

Parece que el único reducto de los dispositivos ópticos acabará siendo el Blu-Ray. Comprar un CD disco de música a través de internet cada vez es más frecuente y, cada vez más, si alguien quiere tener una película porque le gusta especialmente, seguramente valore la compra de un reproductor Blu-Ray, y lo compre para verla en condiciones. ¿Habéis probado una de esas películas que ocupan 700 megas? Es como poner la televisión y ver imágenes de las olimpiadas de Sidney, no fue hace tanto, pero hemos cambiado mucho en estos años.

Imágenes | CD roto | Macro de CD | Biblioteca

Artículo extraído de Genbeta.